¿Que son los problemas de ovulación?

Problemas de Ovulación

Al alcanzar la pubertad los ovarios comienzan a producir un óvulo mensual. Luego de formarse, el óvulo va creciendo dentro del ovario. A su alrededor se ubican células protectoras llamadas folículos. Esta etapa dura entre 13 y 16 días.

Cuando el óvulo madura, el folículo se rompe y el óvulo sale del ovario. Esta etapa se llama ovulación. Entonces, el óvulo es recogido por la trompa de Falopio que lo conduce hacia el útero. Este viaje dura entre 8 y 11 días. Pero el óvulo vive solo 2 días, si no es fecundado, muere. Si es fecundado, cesa el ciclo menstrual y se inicia el embarazo.

Signos de  Problemas en la Ovulación

La primera señal de que se están presentando problemas en el proceso de ovulación son los ciclos menstruales irregulares o la falta de menstruación. Menstruación irregular se refiere a que en un año,  cinco o más ciclos menstruales su duración es diferente al promedio. La menstruación a veces viene con poca frecuencia o bajo flujo.

Un indicador normal en la mayoría de las mujeres en etapa de ovulación es sentir un leve dolor o sensación en los senos; sin embargo, en las mujeres con problemas de ovulación esto no se presenta. Por último, la aparición de mayor cantidad de vellos en el rostro y cuerpo también hace pensar en algún desequilibrio en la ovulación.

Diagnóstico

Para saber con exactitud si hay problemas en la ovulación es necesario conocer bien los datos precisos sobre los períodos menstruales de la paciente. Con la información obtenida, el médico puede tener una mayor seguridad sobre el diagnóstico.

Luego, hay otras pruebas que se pueden realizar bajo supervisión médica y complementan muy bien el diagnóstico. Una de ellas es la medición de la temperatura del cuerpo diariamente (temperatura basal corporal); si es baja, indica que no se está realizando la ovulación.

Existen también equipos caseros que predicen la ovulación. Funcionan descubriendo si hay hormona luteinizante  o sustancias provenientes de estrógenos en la orina. El médico puede indicar la realización de pruebas hormonales en sangre, sobre todo del nivel de testosterona.

Causas  y Tratamiento

Por lo general, los problemas de ovulación dependen del  desempeño de las glándulas en la producción de las diferentes hormonas del cuerpo. Cuando el déficit ocurre en el hipotálamo tenemos la  anavulación. Si se produce desde la hipófisis, al aumentar la prolactina,  se produce la hiperprolactinemia.

Si la dificultad radica en que los folículos no se rompen y se acumulan sin desarrollarse alrededor del ovario se presenta el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Esto va acompañado casi siempre por producción excesiva de testosterona.

Otras causas  de problemas de ovulación pueden deberse a la diabetes, obesidad o pérdida de peso, ejercicio exagerado, ingesta de medicamentos hormonales, menopausia precoz y estrés.

Para tratar con éxito estos problemas hay que intervenir médicamente con productos farmacológicos usados de acuerdo a las causas de cada problema.  Los principales son el clomifeno; el letrozol, las terapias de hormonas gonadotropinas humanas y la metformina.