¿Que es la oligospermia?

Oligospermia

Como sabemos, el hombre a través de su aparato genital produce el semen. Este es un líquido donde se encuentran los espermatozoides que son las células a través de las cuales se realiza la fecundación del óvulo.

Sin embargo, cuando  la producción de espermatozoides y las cualidades de los mismos no son óptimas, estamos en presencia de una condición llamada Oligospermia u Oligozoospermia.

Definición de Oligospermia

La oligospermia es una condición en la que el aparato reproductor masculino   produce pocos espermatozoides. Si este conteo de células por lo menos no llega a 15 millones por cada mililitro de líquido seminal, el proceso de la fecundación corre el riesgo de no realizarse.

Para saber si un hombre presenta esta patología se realiza un seminograma. A través de esta prueba, el médico puede saber no sólo la densidad de espermatozoides en el líquido seminal eyaculado, sino otros aspectos como su forma y cómo se movilizan.

Tipos de Oligospermia

Después de realizar varias pruebas en diferentes tiempos y bajo ciertos parámetros, se puede obtener la concentración de espermatozoides. Según la densidad  de espermatozoides se  determinan tres tipos de oligospermia:

  1. Oligospermia Leve: Se da si la concentración de espermatozoides está entre 14 y 5 millones por mililitro. Se puede conseguir la fecundación de manera natural, pero dependerá de la movilidad de los espermatozoides.
  2. Oligospermia Moderada: Cuando la concentración es de 5 y 1 millón de espermatozoides por mililitro. Tiene buen pronóstico pues, con un tratamiento adecuado y modificación de hábitos, se puede controlar.
  3. Oligospermia Severa: Si el conteo arrojó una densidad de 1 millón de espermatozoides por mililitro de semen. En este caso, la persona debe recibir ayuda médica si desea tener descendencia.

Tratamientos de la Oligospermia

Tratar la oligospermia tiene por finalidad ayudar al hombre que la padece a ser padre. Esta condición, por sí misma, no produce ninguna otra consecuencia de salud. El hombre puede funcionar bien sexualmente y no presenta ningún síntoma orgánico.

Primeramente se recurre al tratamiento para aumentar la cantidad y calidad de espermatozoides. Se recomienda una vida más sana, con alimentación equilibrada, excluyendo alcohol y drogas. Eliminar factores contaminantes de su entorno. Complementar con suplementos de vitaminas E, C y B6 u  hormonales, si es necesario.

Si después de lo anterior, el paciente no logra realizar el proceso de fecundación naturalmente, entonces es necesaria la intervención médica a través de estas tres técnicas:

  1. Inseminación artificial: Se aplica cuando hay oligospermia leve. Se necesitan de 2 a 3 millones de espermatozoides móviles progresivos. La mujer debe ser fértil y  menor de 35 años.
  2. Fecundación in Vitro (FIV): Para casos de oligospermia moderada o severa. Se realiza la fecundación en el laboratorio tomando un ovocito, previa estimulación del ovario, y poniéndolo en contacto con el espermatozoide. Al formarse el embrión, se transfiere al útero de la mujer.
  3.  Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI): Indicada para oligospermia severa. Sólo es necesario un espermatozoide vivo. Este se  inyecta microscópicamente en el óvulo para que lo fecunde.