¿Que es la irregularidad en el moco cervical?

Irregularidades en el Moco Cervical

El moco cervical es una substancia muy importante en el proceso de la concepción. Sirve además para indicar anomalías, fases de algunos procesos y hasta ayudar a determinados métodos anticonceptivos.

Todo esto se logra observando las diferentes características que presenta el moco cervical en cuanto a consistencia, espesor, cantidad, elasticidad, color, con presencia o ausencia de otras sustancias como sangre.

Cambios Normales en el Moco Cervical

Normalmente durante el ciclo menstrual en sus tres fases, el moco cervical presenta diferentes aspectos. En la etapa del folículo, que inicia el primer día del ciclo hasta el día catorce, el moco es denso, blancuzco, transparente y ácido. Esto es para impedir el paso de bacterias y de los espermatozoides.

En la segunda fase del ciclo menstrual, la ovulación, el moco cambia a una textura más líquida y abundante, elástico, más alcalino y hasta puede tener trazas de sangre. Esto se da para dar paso a los espermatozoides en busca del óvulo para fecundarlo.

Por último, en la fase lútea que comienza al terminar la ovulación hasta que comienza el otro ciclo menstrual o si hubo fecundación, hasta que el óvulo haya sido implantado, el moco vuelve a ser escaso,  blanquecino, espeso, cremoso y con Ph ácido.

Cambios Irregulares en el Moco Cervical

Las modificaciones que el moco cervical presenta a lo largo del ciclo menstrual, descritas en los parágrafos anteriores, dan una idea de las características normales que puede ir adquiriendo el moco al atravesar por las distintas fases del ciclo menstrual.

Sin embargo, cambios inesperados en cuando a color, olor, Ph, consistencia, que se salgan de esos parámetros y sean llamativos, deben ser tomados en cuenta porque estarían avisando de algún problema subyacente. Si el moco cervical adquiere un color amarillo o verde y su olor es diferente, puede indicar la presencia de alguna enfermedad de transmisión sexual que a la larga afecte la fertilidad.

En caso de que el moco cervical no presente las cualidades idóneas para cada fase del ciclo, esto podría acarrear consecuencias negativas para la salud del sistema reproductor femenino o hacer inviable la fecundación y, por ende, el embarazo.

Irregularidades en el Moco Cervical en Diferentes Etapas de la Vida

Durante la menopausia:

La mucosidad uterina presenta modificaciones notables al igual que en los ciclos menstruales,  cuando se acerca la etapa previa a la menopausia. Esto es debido a la escasa producción de estrógenos. Si el olor, color y textura del moco uterino se intensifica, es recomendable acudir al especialista.

Período de la Lactancia:

Durante esta etapa también se manifiestan cambios en la calidad del moco cervical debido a que los períodos menstruales tardan en regularizarse después de gestación.

Casos Especiales:

Hay casos específicos en que se observan cambios en la producción del moco cervical, así como también en el ciclo menstrual. Estos casos especiales pueden ser: si la mujer está recibiendo terapia hormonal, ingiriendo anticonceptivos hormonales, sufra estrés excesivo, variaciones drásticas en el peso o dedicada a actividades deportivas exageradas.