¿Que es la inseminación intrauterina?

Inseminación Intrauterina

Uno de los principales procedimientos que se utiliza de modo artificial para hacerle frente al problema de la infertilidad es la inseminación intrauterina. A través de este tipo de inseminación  se logra la fertilización de un óvulo dentro del útero para que a su vez produzca un embarazo natural.

Para realizar el proceso de inseminación se dispone de una muestra de esperma preparada médicamente. Luego, se inserta en el útero en el momento justo de la ovulación. Es decir, el procedimiento que naturalmente se realiza durante el acto sexual es sustituido por la intervención médica.

Casos en que se utiliza la inseminación intrauterina

Hay muchos factores que intervienen para que una mujer quede embarazada. Cuando las parejas presentan algunas de estas situaciones que se nombrarán a continuación, con frecuencia se utiliza la inseminación intrauterina:

  1. Mujeres que desean quedar embarazadas a través de un donante.
  2. Cuando la infertilidad tiene causas desconocidas.
  3. Cuando la mujer es infértil por la endometriosis.
  4. Cuando el semen de la pareja es de baja calidad.
  5. Cuando el cuello del útero presenta problemas y no deja pasar el semen en forma natural en el acto sexual.
  6. En casos en que faltan o escasean los óvulos.
  7. Cuando la mujer es alérgica al semen. Con este procedimiento se extraen las proteínas que producen la  alergia.

Riesgos

En todos los años en que se ha aplicado la inseminación intrauterina, la experiencia ha permitido hacerlo hoy en día de una forma muy simple y con mucha seguridad.

Las complicaciones derivadas de la inseminación intrauterina son raras. Algunos riesgos posibles son los siguientes:

  • Desarrollo de infección generada por el mismo procedimiento.
  • Cuando se coloca la sonda en el útero puede provocar un pequeño sangrado sin consecuencias mayores.
  • El riesgo de que el embarazo sea múltiple existe, no por las características del procedimiento de inseminación, sino por el tratamiento que induce a la ovulación. El tener un embarazo múltiple trae a su vez riesgos de nacimientos prematuros y de peso más bajo de lo esperado.

Preparación, Procedimiento y Resultados

Preparación:

  1. Preparación del semen con las muestras de esperma.
  2. La mujer se realiza un análisis de orina para detectar el nivel de la hormona luteinizante; una prueba por imágenes para ver los ovarios; una ecografía transvaginal para observar el crecimiento de los óvulos. Posiblemente tengan que inyectar gonadotropina o medicamentos para inducir la  ovulación.
  3. El médico seleccionará el momento de aplicar el procedimiento.

Procedimiento:

  1. Se conecta un vial en el catéter con la muestra de espermatozoides.
  2. El catéter viaja por la vagina, pasa por el cuello uterino y llega al útero.
  3. Se pasa la muestra de espermatozoides a través de esa sonda.
  4. Se extrae el catéter y el espéculo.

Resultados:

Hay que esperar dos semanas para realizar las pruebas de embarazo caseras y dos semanas más para realizar el examen de sangre y saber si hubo embarazo. Si no es así, se inicia de nuevo con otra inseminación intrauterina u otra técnica.