¿Que es la fecundación in vitro?

Fecundación  In Vitro

Una de las técnicas más conocidas y aplicadas hoy en día es la técnica de fecundación in vitro que consiste básicamente en que la inseminación se realiza fuera del cuerpo humano. El nombre viene de la expresión in vitro que significa “en material de vidrio” en referencia a la Placa de Petri, recipiente de laboratorio usado en los primeros experimentos.

El origen de la fecundación in vitro se remonta a los años 70 cuando Patrick Steptoe, Robert Edwards y Jean Purdy lograron implantar un embrión en el útero de una mujer por primera vez.

Riesgos y Complicaciones

Uno de los principales riesgos que puede tener una persona que se someta a la técnica de fertilización in vitro es un embarazo múltiple (tres o más). 

Esto sucede porque se transfieren varios embriones al útero. A su vez, los embarazos múltiples tienen sus propios riesgos como abortos, complicaciones médicas, niños prematuros o muertos al nacer.

Otro problema que también se puede presentar es el síndrome de hiperestimulación ovárica que ocurre durante el proceso de la ovulación.

Hay un riesgo bajo de que algunos bebés pueden nacer con el síndrome de Beckwith-Wiedemann. Sus características son: niños prematuros, lengua más grande de lo normal, susceptibles de tener tumores, defectos en la boca y en la respiración. También existe el riesgo de malformaciones relacionadas con las marcas epigenéticas.

Procedimientos

La fecundación in vitro se realiza en cinco fases:

1.-La estimulación del proceso de ovulación: esta fase se realiza a través de medicamentos que hacen que la mujer produzca más óvulos. Los exámenes a realizarse son: ultrasonidos transvaginales y perfiles de sangre y de hormonas.

2.-Se extraen los óvulos de la mujer, uno a uno y en cada ovario, a través de una cirugía menor denominada aspiración folicular. El médico realiza el procedimiento guiándose por imágenes de ultrasonido. A veces se recurre a la laparoscopia pélvica para retirar los óvulos en vez de la cirugía.

3.-Se realiza el proceso de inseminación. Unas horas después ocurre la fecundación. Si se considera que el nivel de fecundación es bajo, se procede a aplicar la ICSI (inyección intracitoplásmica de espermatozoides).

4.-Empieza la división celular del óvulo fecundado hasta convertirse en embrión. A los cinco días aproximadamente ya tiene varias divisiones realizadas. En este punto hay la opción de aplicar el diagnóstico genético preimplantatorio cuando hay riesgo de un trastorno genético. Se aplica entre el 3º y 4º día de haberse realizado la fecundación.

5.-Se transfiere el embrión al útero del 3º al 4º día de la fecundación.

Utilidad de la Fecundación In Vitro

La fecundación in vitro es muy útil en las siguientes alteraciones del organismo:

  1. Cuando las trompas de Falopio están obstruidas. El origen de esta técnica fue precisamente para atacar esta problemática.
  2. Mejora mucho la tasa de embarazos cuando hay esterilidad masculina severa.
  3. Mujeres con endometriosis grave también se ven beneficiadas por esta técnica.
  4. Es una segunda opción, después de la inseminación artificial, cuando hay una esterilidad de causa desconocida.