¿Que es la falla ovarica prematura?

Falla Ovárica Prematura

Cuando los ovarios disminuyen o pierden la capacidad de  producir estrógenos y dejan de liberar  óvulos, se presenta la Falla Ovárica Prematura. Se le dice prematura porque ocurre antes de los 40 años e inclusive se han dado casos en adolescentes.

Una de las consecuencias de la insuficiencia ovárica es la presencia de ciclos menstruales irregulares e infertilidad. A pesar de ello, hay un pequeño porcentaje de mujeres que han logrado salir embarazadas.

Sintomatología

Los síntomas de insuficiencia ovárica prematura coinciden en muchos casos con los que ocurren durante la menopausia. Entre los principales se encuentran:

  • Menstruaciones irregulares o amenorrea.
  • Sudoración excesiva, sobre todo durante las noches.
  • Resequedad vaginal.
  • Falta o disminución del deseo sexual.
  • Variaciones bruscas de humor, nerviosismo y dificultad para concentrarse.
  • Dificultad para lograr un embarazo.

Causas de la Falla Ovárica Prematura

Existen agentes o circunstancias que actúan en el organismo femenino provocando la falla ovárica prematura. Entre esos elementos están:

  • Cromosomas defectuosos: Trastornos genéticos, síndrome de Turner Mosaico, síndrome de Cromosome X frágil.
  • Efectos secundarios de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia. El humo de cigarrillos, químicos, pesticidas y virus.
  • Enfermedad autoinmune que induce a los anticuerpos a luchar contra el tejido ovárico.
  • Exposición a toxinas  o a virus agresivos.
  • Causas desconocidas: cuando no se da con la causa originaria, se requiere continuar evaluando médicamente a la paciente

Indicadores de Riesgo y Consecuencias

Las mujeres más propensas a presentar esta anomalía son aquellas de  hasta 40 años. Pero, se han visto casos de jóvenes e incluso adolescentes  que la presentan. Luego hay que observar si hay en la familia personas de generaciones anteriores o familiares consanguíneos que hayan tenido este trastorno. Esto es indicativo de que puede haber la posibilidad de sufrirla.

Si a la mujer se le han practicado operaciones a nivel de ovarios en varias ocasiones  por causa de enfermedades como la endometriosis ovárica, esto aumenta el riesgo de que padezca de falla ovárica prematura.

La esterilidad es una de las principales consecuencias que puede acarrear para la mujer haber sido diagnosticada con esta dolencia. Sin embargo, como la producción de óvulos no es totalmente nula, siempre existe alguna posibilidad de embarazo.

La parte emotiva también se ve afectada. Debido a la misma falla hormonal o por  los sentimientos que surgen al afrontar una situación de salud importante, la mujer puede presentar cuadros de depresión, ansiedad o ambas juntas.

Por su parte,  la baja producción de estrógenos, provoca disminución de la masa ósea y en consecuencia, osteoporosis que significa que los huesos se vuelven más frágiles y quebradizos. Por último, entre las últimas y más graves consecuencias pudiera afectarse el corazón o presentarse casos de demencia.

Tratamiento

Aunque no tiene cura, la falla ovárica prematura tiene tratamiento, el cual debe aplicarse adecuadamente para llevar controlada la enfermedad y minimizar sus síntomas y consecuencias. Esto acompañado de una buena alimentación y ejercicio. La terapia básica consiste en administración de estrógenos y suplementos minerales y vitamínicos sobre todo de calcio y vitamina D.