¿Que es la Estimulación Ovárica Controlada?

Estimulación Ovárica Controlada

Dentro de la reproducción asistida hay muchos aspectos que se deben controlar. En la mujer, uno de ellos es la producción de los óvulos. En forma natural, muchas veces, la cantidad y calidad de los óvulos que producidos no son suficientes; es por ello que a veces, se recurre a la estimulación por medicamentos.

El procedimiento de Estimulación Ovárica Controlada permite la formación de un mayor número de óvulos en el cuerpo de la mujer para ser utilizados en alguno de los tratamientos de reproducción asistida.

Casos en que se utiliza la Estimulación Ovárica Controlada

La Estimulación Ovárica Controlada es un paso necesario para iniciar cualquiera de las técnicas de reproducción asistida ya que se debe contar con la cantidad y calidad de óvulos necesarios para ser seleccionados.

Otro caso en que se utiliza este procedimiento de la Estimulación Ovárica Controlada es en el congelamiento de óvulos para ser preservados y usados posteriormente por la misma mujer. Este caso se da en mujeres que posponen la maternidad para dar paso primero a otras actividades como la carrera o si están pasando por alguna enfermedad.

En el tercer caso, se usa la Estimulación Ovárica Controlada para aquellas mujeres que desean donar sus óvulos y así poder ser usados por otras mujeres que no los producen.

Riesgos

La Estimulación Ovárica Controlada tiene por finalidad hacer que varios folículos de los ovarios maduren al mismo tiempo. Así se logra un mayor número de ovocitos que serán recuperados para la fecundación, convertidos en embriones y con ellos iniciar el embarazo.

Para realizar este procedimiento, es necesario administrar en la mujer una serie de medicamentos de base hormonal con la hormona FSH aplicada en los dos ovarios a la vez. Luego, están otros medicamentos también hormonales e inductores de la ovulación. Todo esto se realiza bajo una estricta supervisión médica.

La aplicación de esta terapia hormonal puede tener algunos riesgos en cuanto a efectos secundarios que se presentan en casi todos los casos: Hematomas donde se colocaron las inyecciones, hinchazón en el abdomen, ganancia de peso durante el tratamiento, se sienten las piernas pesadas, la persona cambia de humor fácilmente, se siente presión en la parte de los ovarios y la zona vaginal se reseca.

Sin embargo, hay un riesgo mayor cuando la respuesta a la medicación es muy alta y la mujer puede presentar el llamado síndrome de hiperestimulación ovárica. Esta dolencia es muy grave pues puede provocar, desde dolores de cabeza, de abdomen, vómitos, calambres, diarrea, hasta taquicardia y dificultad para respirar.

Procedimiento

Hay tres fases en la estimulación ovárica controlada:

  1. Frenaje o supresión hipofisiaria: se administran medicamentos análogos de la GnRH para bloquear el flujo hormonal interno entre hipófisis y ovario. Resultados: no hay producción endógena de gonadotropina y los ovarios reposan.
  2. Desarrollo folicular múltiple: Medicamento administrado: gonadotropina exógena para que se desarrollen los folículos todos a la vez.
  3. Maduración folicular final: fármaco administrado: hormona hCG para que los óvulos dentro de los folículos se maduren.