¿Que es la enfermedad pelvica inflamatoria?

Enfermedad Pélvica Inflamatoria

La enfermedad pélvica inflamatoria (EIP) es un padecimiento prevenible que afecta a muchísimas mujeres. Por tal motivo es importante conocer todo acerca de esta enfermedad y evitar así las consecuencias de adquirirla.

Igualmente, es necesario tomar conciencia, no solo de aplicar medidas preventivas en cuanto a hábitos de vida cónsonos con la salud de los órganos sexuales sino sobre la importancia de llevar un control médico adecuado y frecuente.

Personas en Riesgo

Las mujeres menores de 25 años, con una vida sexual activa podrían contagiarse con esta infección a través del acto sexual. Si hay promiscuidad, las probabilidades de adquirir la enfermedad aumentan considerablemente.

El uso de las llamadas duchas vaginales puede constituir una amenaza. Las mismas son empleadas por las mujeres para higienizar su zona vaginal y cuello del útero sin saber que más bien con ello están permitiendo la entrada de bacterias peligrosas que podrían causarle una Enfermedad Inflamatoria Pélvica.

Las mujeres que han padecido una Infección de Transmisión Sexual (ITS) o le han colocado recientemente un dispositivo intrauterino (DIU) también son propensas a adquirir una enfermedad pélvica inflamatoria.

Es por este motivo que las medidas preventivas se enfocan principalmente en evitar adquirir una Infección de Transmisión Sexual. La principal de ellas es hacerse las pruebas de ITS, evitar la promiscuidad, ser monógamos, usar preservativos, no ingerir alcohol en exceso ni consumir drogas.

Definición, Diagnóstico y Síntomas

La EIP, Enfermedad Inflamatoria Pélvica consiste en que varias partes del aparato reproductor femenino (útero, ovarios y trompas de Falopio) se inflaman e infectan. Estas infecciones provocan marcas o cicatrices que, a la larga podrían impedir la concepción o el desarrollo y buen término de un embarazo.

Los síntomas indicativos de EIP son: fiebre, dolor en el abdomen bajo, dolor al orinar y al tener relaciones sexuales. También hay flujo vaginal maloliente y sangrado menstrual no regular.

El diagnóstico preciso puede definir el tratamiento correcto. Por esto es importante hacerlo bien. Lo primero es un examen físico y pruebas parar descartar otras enfermedades. Primero se hacen las pruebas de ITS (especialmente gonorrea y clamidia); después, la prueba de infección de orina u otras infecciones del área pélvica; y, por último, un ultrasonido y otras pruebas de imágenes.

Causas, Consecuencias y Tratamiento

La enfermedad está causada por bacterias que entran por la vagina y por el cuello uterino hasta llegar al resto de los órganos. Las bacterias causantes pueden ser de muchos tipos, pero las más comunes son la gonorrea y la clamidia.

Si no se atiende correctamente la EIP o si deja sin tratamiento puede ocasionar infertilidad, embarazos fuera del útero y dolores de vientre continuos.

El  tratamiento básico es el uso de antibióticos. Si los síntomas son muy fuertes y persistentes, si la mujer está embarazada o si se descubre un absceso en uno de los ovarios o en las Trompas de Falopio hay que hospitalizar. Si después del período de hospitalización, no ha dado resultado el tratamiento, probablemente los médicos pensarán en operar a la paciente.