¿Que es el Síndrome ovárico poliquístico?

Síndrome de Ovario Poliquístico

El Síndrome de Ovario Poliquístico es también conocido como el Síndrome de Stein-Leventhal. Este es un desajuste de origen hormonal que se da en la mujer en plena edad reproductiva y ocasiona que los ovarios sean de mayor tamaño y con pequeñas formaciones o quistes en ellos.

La causa precisa que puede provocar el Síndrome de Ovario Poliquístico aún está siendo investigada. Según los estudios realizados hasta ahora, el padecimiento pudiera ser originado por elementos genéticos y ambientales.

Síntomas

Existen síntomas que experimentan las mujeres indicativos de que algo no está del todo bien. Aunque estas señales varían de una persona a otra según diferentes factores, hay unas que son comunes a la mayoría.

Los síntomas principales de una persona con Síndrome de Ovario Poliquístico son: períodos menstruales irregulares y prolongados, nivel alto de andrógenos que a su vez provoca un abundante vello corporal y facial (hirsutismo), acné grave y calvicie. Estos síntomas se agravan si se tiene sobrepeso.

Diagnóstico

Para el diagnóstico del Síndrome de Ovario Poliquístico, el médico procede a un riguroso estudio de la historia personal de la paciente donde se resaltan los detalles sobre períodos menstruales, peso, talla. Además, se complementan con la revisión física en cuanto a la condición de la piel, vello en el cutis y acné.

Entre las pruebas a realizar están:

  • Examen ginecológico completo que incluye exploración de la pelvis, de los órganos genitales.
  • Hematología completa.
  • Pruebas hormonales y tolerancia a la glucosa
  • Ecografía.

Consecuencias

Las consecuencias derivadas de padecer del Síndrome de Ovario Poliquístico son muchas y variadas. La aparición de pequeños quistes o masas en el ovario producen graves alteraciones como por ejemplo una elevación en los niveles de las hormonas masculinas llamadas andrógenos. Esto provoca que:

  • Las menstruaciones se vuelvan muy irregulares al punto de disminuir el sangrado drásticamente o desaparecer. Este hecho acarrea la ausencia de ovulación y la consiguiente dificultad para lograr el embarazo.
  • Diabetes gestacional y presión arterial alta.
  • Predisposición a abortos espontáneos.
  • Inflamación del hígado (Esteatohepatitis no alcohólica)
  • Diabetes tipo II o pre diabetes.
  • Depresión, ansiedad, nerviosismo, trastornos del sueño y de alimentación.
  • Sangrado uterino fuera de lo normal.
  • Cáncer de endometrio.

Tratamiento

La administración de pastillas anticonceptivas es un procedimiento muy usado  por los médicos para tratar a una paciente con Síndrome de Ovario Poliquístico. Esto se hace con la finalidad  de lograr unos ciclos menstruales más regulares.

Otros fármacos recetados en caso de esta dolencia es la metformina, para prevenir la diabetes; estatinas, para controlar el colesterol alto y hormonas para la fertilidad, en caso de que se esté buscando un embarazo. En cuanto a la parte estética se pueden aplicar procedimientos para eliminar el vello excesivo como la electrólisis o si no, administrar inhibidores del vello.

Se recomienda también realizar ejercicio físico moderado y mantenerse en un peso adecuado. Por último, es importante que las personas que padecen el Síndrome de Ovario Poliquístico se traten con un  equipo médico multidisciplinario que incluye ginecólogos, endocrinólogos y obstetras.